Diez de las especies más amenazadas en México

70,000 especies en México

México es uno de los países con mayor diversidad del mundo, alberga a más de 70.000 especies. Recordamos a algunas de las especies más emblemáticas que se encuentran en peligro de extinción con motivo del Día Mundial de los Animales que se celebra el 4 de octubre de cada año.

Vaquita marina o cochito

La vaquita marina es única, sólo existe en México y no tiene parientes cercanos. Es la especie más pequeña de la familia de los cetáceos, que incluye a las ballenas y los delfines. Se caracteriza por tener parches negros alrededor de los ojos y los labios, de ahí que se le llame popularmente vaquita. Suelen nadar solas en aguas poco profundas, subir lentamente a la superficie a tomar aire y, como otros cetáceos, se comunica a través de señales acústicas, lo que ha permitido a los científicos calcular su población. Es uno de los animales más amenazados del país. Mientras que en 1997 existían cerca de 570 ejemplares, según datos oficiales, hoy quedan sólo alrededor de 60. Los investigadores han confirmado que su mayor amenaza es que quedan atrapadas incidentalmente en las redes de los barcos de pesca industrial y comunitaria.

El Ajolote

Los índigenas lo llamaban axolotl, que significa “monstruo de agua”. El ajolote ha cautivado la imaginación de generaciones y servido como fuente de inspiración para varias obras literarias entre las que destaca el cuento de Axolotl de Julio Cortázar. Este anfibio se ha convertido en un símbolo de México. Ha ganado fama sobre todo por su apariencia de renacuajo gigante con patas y cabeza grande. Tiene 126 pequeños dientes y presenta una amplia gama de colores, desde gris, café y verde, hasta blanco, dorado y negro. Gracias a la facilidad con la que se reproduce y vive en cautiverio, el ajolote se encuentra en diferentes acuarios del mundo. Sin embargo, en su estado natural quedan muy pocos ejemplares esparcidos por la Ciudad de México. El clima en el que habita suele varias, pero suele encontrarse los canales de Xochimilco.

Guacamaya roja

La guacamaya roja está representada en la mitología maya como el dios Vucub-Caquix. Actualmente es muy cotizada por su rareza y belleza de colores. Es una de las dos especies de guacamayas que se pueden encontrar en México y tiene un gran atractivo turístico. De acuerdo con el Gobierno, el precio de esta ave oscila entre los 1.000 y 2.000 dólares. En el país, esta guacamaya ha desaparecido de los Estados de Tamaulipas, Veracruz, Oaxaca, Tabasco y Campeche. Sólo existe una población importante conocida en el este de Chiapas. Suele habitar climas húmedos selváticos.

Lobo gris mexicano

El lobo más pequeño de Norteamérica nace ciego y sordo hasta que cumple 65 días. Es tan chico que tiene el tamaño de un perro mediano. Las culturas europeas asociaban a los lobos en general como seres malignos y codiciosos, pero este patrón no se cumplía en tiempos prehispánicos. Se han encontrado restos de lobo gris en el Templo Mayor de la capital y en la Pirámide de la Luna de Teotihuacan porque se creía que tenían poderes mágicos. Su imagen simbolizaba la valentía y la fuerza, y se le vinculó con la diosa mexica del fuego, Chantico, y la deidad canina Xólotl.

Jaguar

El jaguar es uno de los grandes símbolos de la cultura prehispánica de México. Los Olmecas fueron los primeros en utilizar la imagen de este felino en sus esculturas que simboliza la noche. El jaguar es el protector espiritual de los índigenas más importantes como los gobernantes, sacerdotes y hechiceros, los cuales se disfrazaban del animal en ocasiones. Considerado como el felino más grande de las Américas, suele tener una fuerte presencia en regiones con mucha agua (desde la selva, zonas pantanosas). Aunque los jaguares todavían no están en peligro de extinción, los científicos advierten que existen pocos ejemplares y su población va en disminución. Como miembro del grupo de los grandes depredadores, su extinción desestibilizaría los ecosistemas.

Tortuga caguama

Al igual que el jaguar, las tortugas marinas han formado parte de la cosmología de diversos grupos indígenas. En algunas ruinas mayas todavían se pueden apreciar estelas talladas con la forma de estos reptiles. Aunque las tortugas caguama no anidan en México, es posible encontrar grandes poblaciones que provienen del archipiélago de Japón. Este tipo de tortuga es el más grande de todas entre las que tienen el caparazón duro. Suele anidar en playas arenosas a lo largo de regiones templadas y subtropicales. Uno de los grandes peligros para esta especie es que son víctimas de depredadores desde que están en el nido y se dirigen por primera vez al mar. En México, la caza furtiva de huevos de tortuga obliga al Gobierno a protegerlas con grandes despliegues militares.

Fuente: www.elpais.com