Secundaria

talleres-2-31

  • Biodegradabilidad

¿Qué es biodegradable?

  • El poder que tienen algunos materiales de reintegrarse a la tierra con ayuda de microorganismos que viven en el medio ambiente y se puede dar de forma aeróbica, con oxígeno (al aire libre), o de forma anaeróbica, sin oxígeno (algo enterrado).
  • La biodegradabilidad de los materiales depende de su estructura física y química, algunos como el vidrio no pueden ser biodegradados.

Aunque se suele decir que un material no es biodegradable cuando el tiempo necesario para que los organismos lo descompongan es extremadamente largo o supera la capacidad de los organismos para procesarlo, como pasa con el plástico y el aluminio de las latas. Se consideran materiales biodegradables a todos aquellos materiales que pueden ser destruidos por los microorganismos; es decir que se descomponen de manera natural por bacterias y hongos.

En México existe una norma que rigen las autoridades para determinar si un producto es biodegradable, consiste en que en un plazo de 21 días el 70% de los materiales del producto debe estar degradado.

Por otra parte, en el campo de la agricultura, los materiales biodegradables también ofrecen ventajas innegables. Los materiales biodegradables, después de ser reciclados, incinerados y compuestos, generarán subproductos como el agua, el dióxido de carbono y/o el metano, con la posible producción de una nueva biomasa no tóxica para el medio ambiente. Estos materiales mezclados con otros elementos fermentables permiten obtener abonos compuestos.

Hay que tener en cuenta, además, que las primeras aplicaciones de los polímeros sintéticos biodegradables han surgido en el ámbito de la salud en la década de los años”60. Hay compuestos bioestables que se utilizan como ayuda permanente, como para el caso de prótesis y de órganos artificiales, y los compuestos biorreabsorvibles para ayudar por el tiempo de curación. Estos últimos materiales biodegradables se utilizan en diversas formas, como para las suturas o en sistemas de liberación controlada de principios activos.

 

  • Un Continente más

Según la mayoría de los científicos existen 6 continentes

  1. América
  2. África
  3. Europa
  4. Asia
  5. Oceanía
  6. Antártida

Pero existen diferentes opiniones:

Algunos geógrafos, consideran que solo existen 5 continentes. No cuentan la Antártida porque no tiene habitantes que vivan allí de forma estable.

Los geógrafos de Estados Unidos aseguran que los continentes son 7. Porque dividen América en dos América del Norte y América del Sur

Y finalmente otros geógrafos piensan que Asia, Europa y África forman un solo continente, que llaman Eurafrasia y cuentan solo 4 continentes en total: Eurafrasia, América, Oceanía y Antártida.

Pero calma!! Mientras los geógrafos se ponen de acuerdo, en cada país del mundo eligen una de las opciones; en el caso de España por ejemplo, se considera que existen 6, como te hemos contado al principio.

Sin embargo la realidad va mucho más allá de la ciencia y los geógrafos, hay un continente más que también es conocido con varios nombres:

  • La Isla de plástico
  • La Isla de basura
  • Isla Tóxica
  • Gran Mancha
  • La Sopa de Basura

Entre otros nombres similares, en realidad es una zona del Océano Pacífico cubierta de desechos.

Fue descubierta en 1988 y se estima que tiene un tamaño de 1.400.000 km². Este vertedero oceánico se caracteriza por tener concentraciones excepcionalmente altas de plástico suspendido y otros desechos atrapados en las corrientes del Pacífico Norte. A pesar de su tamaño y densidad, la isla de basura oceánica es difícil de ver incluso mediante fotografías satelitales, tampoco es posible localizarlo con radares. En el 2009 fue cuando se descubrió otra mancha más en el Atlántico Norte e increíblemente no fue una noticia relevante en ese entonces; es decir muchos no lo sabíamos hasta ahora.

 

  • Productos Químicos

La utilización de productos químicos para la limpieza y otras labores dentro del hogar, la escuela, los parques, los bancos, las plazas, etc. se da para cubrir diversas necesidades, la más común es sin duda la necesidad de quitar la suciedad en el entorno y para tal efecto se utilizan limpiadores, desinfectantes y  aromatizantes, entre otros.

La mayoría de estos productos facilitan la limpieza de distintas áreas, pero el usarlos sin el conocimiento adecuado, trae muchos riesgos, y como consecuencia efectos que dañan la salud, como: alergias, irritaciones en ojos y piel, asma, dolores de cabeza, intoxicación, nauseas, trastornos de la visión, daños en el sistema nervioso e inmune, envenenamiento en el hígado, desequilibrios hormonales e incluso la muerte. Así mismo dañan de manera irreversible a nuestro planeta.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) formó un grupo de científicos llamado el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) ellos se reúnen cada varios años para revisar los últimos hallazgos científicos y escribir un informe que resuma todo lo que ocasiona daño al planeta, básicamente su enfoque se dirige a el calentamiento global y el resultado de estas investigaciones es que entre otras cosas las actividades humanas están dañando a el planeta.

Los productos químicos generan gases que suben a la capa de ozono provocando que se vuelva más densa y difícilmente regrese la energía solar al universo.

Muchos productos son tóxicos y pueden dañar al organismo aunque no se note. Es más, cuando no huelen, no se ven, o no producen sensaciones inmediatas, pueden ser más peligrosos, como parecen inofensivos nadie se fija en sus etiquetas y no se toman medidas preventivas.

Para utilizar de forma segura los productos químicos debemos estar informados sobre las características de sus componentes, así como las medidas seguridad y de prevención que se tienen que considerar.